INICIANDOME EN LOS ACEITES: ACEITE DE JOJOBA

Hello from Paradise!

¿Qué tal chicas? Hoy os quiero enseñar un producto que llevo poquito usando y me está gustando mucho, sobre todo desde que le he encontrado una “pareja” y juntos no me puede gustar más, si ya la semana pasada os enseñaba una pareja de 10, la de hoy es de 11.

Este producto es el aceite de jojoba y me animé a comprarlo porque no paraba de leer maravillas sobre él. Me estoy animando cada vez más con los aceites desde que llevo a cabo la doble limpieza, en la que se usa como primer paso un aceite limpiador, aunque este debe ser específico de limpieza y poder emulsionarse con agua. Pues bien la textura del aceite me parece muy placentera y relajante y por eso lo voy incorporando a otros pasos de la rutina facial, sobre todo de noche.

El aceite de jojoba, es un producto natural que se extrae de las semillas de la planta que lleva su nombre, originaria del desierto de Sonora, al norte de México.

El 96% de su composición son ceramidas, que son las sustancias que recubren las células de la epidermis y se encargan de regular la hidratación, pues bien las ceramidas del aceite de jojoba son muy similares a las de nuestra piel y actúan allí donde se necesita, aportando una hidratación profunda.

En su composición también se encuentra la vitamina E, la cual elimina las radicales libres de la piel que son responsables del envejecimiento prematuro. Otro de sus componentes es el ácido linoleico el cual actúa regenerando las células de la piel.

Este aceite penetra fácil y profundamente y es un rico humectante de la piel, es decir, se encarga de regular el paso de agua del interior hacia el exterior y viceversa.

A pesar de que pueda parecer todo lo contrario al tratarse de un aceite, es un regulador natural del sebo de nuestra piel, por lo que las pieles grasas no tienen que tener ningún miedo a usarlo.Está perfectamente indicado para pieles con acné, puntos negros, espinillas o seborrea, ya que emulsiona el sebum y lo elimina. Siempre y cuando sea un aceite orgánico y de buena calidad.

En pieles muy grasas, sería aconsejable mezclarlo con unas gotitas de aceite del árbol de té, ya que este es específico para tratar problemas más graves de grasa.

Yo uso este stick de la marca Ecobeauty, de forma localizada sobre granitos y me ayuda a secarlos. Este aceite también se puede usar en heridas, herpes, dermatitis, es decir, cualquier afección de la piel, ayuda a desinfectarlas ya que es un antiséptico natural y también acelera su cicatrización. Nunca se debe aplicar sobre una herida abierta, ya que no puede entrar en contacto con la sangre.

Volviendo al aceite de jojoba, al igual que con la piel, es también bueno para el pelo, sobre todo si es graso. Como os comentaba antes, el aceite de jojoba tiene la capacidad de disolver el sebum que en el caso del cabello, se deposita en los folículos pilosos y es causante de la caspa y la seborrea del cabello. Podéis aplicarlo por todo el cuero cabelludo, dejarlo actuar un mínimo de 20 minutos y después aclararlo muy bien.

También podemos añadir al champú varias gotas de aceite dejando que actúe unos minutos antes de aclarar el cabello, para aportar brillo y volumen.

Otros uso de este aceite sería como aceite de masaje, especialmente en manos y los pies (ayuda a eliminar las durezas) y por supuesto en el embarazo, el uso de este y prácticamente la mayoría de aceites, son muy recomendables, ya que aumentan la elasticidad de la piel previniendo la flacidez y estrías.

El que estoy usando, es de la marca Marnys lo compré en la parafarmacia del Corte Inglés, creo que me costó unos 10€. También lo venden en herbolarios y tiendas de productos naturales y es cada vez más frecuente verlo de diferentes marcas en perfumerías.

Como os adelantaba al principio del post, le he encontrado una compañera perfecta a este aceite, la crema hidratante en gel de Clinique. Esta crema se me está acabando y no tenía pensado reponerla por ahora, más que nada porque quiero probar otras cremas hidratantes de otras marcas, pero desde que la mezclé con el aceite de jojoba y descubrí su buenísima combinación, sí que la repondré probablemente en cuanto termine lo poquito que le queda.

Estos dos productos se funden perfectamente, resultando una textura increíble. Me aplico esta mezcla por la noche y me deja la piel súper suave e hidratada hasta por la mañana. Aunque seguiré probando a mezclarla con otras cremas, creo que con esta al ser tan ligera se complementa perfectamente. Por supuesto también podéis hacer esto con las cremas corporales para darles un extra de hidratación.

Pues hasta aquí la entrada de hoy, espero que os haya gustado y comentadme si también os estais iniciando en el mundo de los aceites o vuestra experiencia si ya lleváis tiempo usándolos.

Gracias por leerme?

More from Sonia Palma

Buena cara al instante.

Hello from paradise! Antes de todo me presento, como os adelantó mi...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *