SOMBRAS EN CREMA

Hello from Paradise!

Hoy os quiero enseñar un truco muy básico y sencillo para que vuestro maquillaje de ojos os dure más tiempo. Este no es otro que combinar sombras de ojos en dos texturas, crema y polvo.

Al usar una sombra en crema a modo de base, y aplicar encima una en polvo, se garantiza una durabilidad mucho mayor que si las usáramos por separado, ya que el polvo tiene una superficie a la que adherirse mejor.

Las sombras no tienen por qué ser del mismo tono, sino que podéis jugar con los colores y crear otros distintos. También se pueden combinar los acabados. Si la sombra en crema (base) tiene brillo, podemos convertir una sombra en polvo mate en una más nacarada.

foto-2-paint-pot-painterly-mac

Las sombras en crema más conocidas son las pro longwear paint pots de Mac. Están disponibles en una gran variedad de tonos, son fáciles de difuminar y su calidad es muy buena. Su precio es 21’50€.

El tono Painterly es un básico para mí, no sale de mi neceser de maquillaje diario. Es un color piel totalmente mate, que deja el párpado unificado y luminoso. A veces la dejo sola o pongo encima una sombra en polvo beige clarito.

Deja el párpado muy bonito y además me sirve para que la línea de lápiz que haga encima (marrón o negra normalmente), me aguanten más. También es perfecto para los maquillajes con eyeliner.

foto-3-color-tatoo-maybelline

Aparte de los paint pot de Mac, ya es cada vez más fácil encontrar sombras en crema en otras marcas.

Una alternativa económica son las Color tatoo de Maybelline, eso sí, son más secas por lo que cuesta un poquito más difuminarlas.

Últimamente no paro de escuchar lo buenas que son las de la marca Nabla. Una ha llegado en uno de mis paquetes de Black friday, así que pronto lo comprobaré ?.  Las podéis comprar en la web de Maquillalia.

foto-4-sombra-en-crema-nabla

Las sombras en crema también se pueden encontrar en sticks o formatos lápiz (suelen ser más “gorditos” que los normales), de hecho, podéis conseguir esta textura grasa con un lápiz de ojos clásico, pero que sea cremoso.

Los Contour clubbing de Bourjois, son una muy buena opción, eso sí, hay que difuminarlos rápido. Hacemos una línea a ras de pestañas, no hace falta que sea muy precisa, la difuminamos y vamos repitiendo varias veces hasta conseguir la intensidad que queramos. Lo podemos dejar tan cual o aplicar encima la sombra en polvo.

foto-5-lapices-bourjois foto-6-secretale-nude-bell

Como os decía, los productos de ojos en crema, es conveniente difuminarlos rápido. La forma más fácil de hacerlo es con un pincel de pelo largo y suelto, como la 227 de Zoeva.

Si queremos aplicar sombra en polvo encima, para conseguir la durabilidad que os decía, debemos aplicar la sombra a toquecitos con un pincel plano (234 de Zoeva). Lo importante es hacerlo a toques, con ligeras presiones, así conseguimos “pegar” el polvo a la textura grasa.

foto-7-pinceles-zoeva

Si veis que con estos pasos, no es suficiente, y no os aguanta el maquillaje todo lo que os gustaría, no os queda otra que usar una prebase de sombras.

Las que tengáis el párpado graso o encapotado, o las dos cosas juntas, como yo ?, sabréis de lo que os hablo.

La grasa en el párpado no tiene nada que ver con el tipo de piel que tengamos, de hecho esta puede ser seca y sin embargo el parpado graso.

Identificareis si tenéis el párpado graso, si veis que se acumula producto en los pliegues o si como os decía, al final del día las sombras han desaparecido y el párpado se ve claramente brilloso.

Las prebases de sombras, son cremas que preparan el párpado para el maquillaje de ojos, fijándolo y permitiendo que quede inalterable durante más tiempo.

Al igual que con las sombras en crema, podéis encontrar muchas marcas que ofrecen prebases para sombras entre sus nuevos productos.

Una de las más conocidas por su buenísima calidad y eficacia, hasta en los párpados más grasos, es la de la marca Nars. Sí, su precio es elevado (27€), pero es un producto que cunde muchísimo.

Crea como una película, que hace que el producto ni se cuartee ni se acumule y por supuesto vuelva a casa casi en las mismas condiciones en las que salió.

foto-8-prebase-nars

Una alternativa bastante más económica y que también funciona muy bien, es la de la marca Milani.

Si todavía no os habéis atrevido a probar ninguna, ésta es una buena opción, la podéis encontrar en las webs de Maquillalia y Primor (también en sus tiendas físicas) y su precio es 6’99€.

foto-9-primer-milani

Espero que la entrada de hoy os haya sido útil.

Hasta la semana que viene y gracias por leerme ?

More from Sonia Palma

Back to Mac

Hello from paradise! Hoy os quiero hablar de la que ha sido...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *